Equipo humano

Higiene dental - Limpieza bucal

La limpieza dental, técnicamente llamada tartrectomía, consiste en la eliminación del sarro o cálculo dental (depósitos de calcio y fósforo) que se forma alrededor de los dientes. Se suele llevar a cabo con aparatos de ultrasonidos destinados a eliminar ese sarro y no dañar en ningún momento sus dientes.

No realizar una limpieza bucal cada cierto tiempo, el cual dependerá de las condiciones de su boca, de su tipo de saliva, etc. Puede llevar a padecer enfermedades tales como: Gingivitis, Periodontitis, Halitosis, infecciones bucodentales, etc.

Recomendamos realizar como mínimo una limpieza bucal al año, pero hay personas que necesitan realizarla cada seis meses. El dentista le informará de las veces necesarias atendiendo a las necesidades especiales de su boca.

Además tras la limpieza bucal, se realiza una limpieza de manchas superficiales que devuelve a sus dientes un tono más blanco y saludable.


 

Cúando se realiza, a quién y por qué

  • Cuándo: una vez al año, como mínimo.
  • A quién: a todo el que presente sarro.
  • Por qué: para mantener las encías sanas y prevenir inflamación, sangrado o infecciones.

¿Por qué sale el sarro?

Las personas desarrollan más o menos sarro por el tipo de saliva, que además se hereda. La forma de prevenirlo es muy sencilla: se trata de tener una higiene dental brillante, con una pasta de dientes adecuada, enjuagues y sobre todo el uso del hilo o seda dental.

 

implante unitario implante unitario implante unitario